Tipos de Due Diligence que deberías aplicar en tu Pyme

El concepto “Due Diligence” no tiene una traducción exacta al castellano, “diligencia debida” es lo que más se le acerca, pero ¿qué es? Básicamente es una investigación o auditoría realizada por una empresa o consultores externos que tienen por objetivo examinar las distintas áreas de operación de una empresa, con el fin de corroborar que cumple con las obligaciones e identificar aquellas áreas que no están funcionando bien y que podrían traer problemas y/o conllevar riesgos legales. Podríamos decir que es una investigación voluntaria a la que se somete una empresa, lo que incrementa la transparencia y la responsabilidad en los niveles de gestión de ésta.

Como dijimos,  un due diligence puede aplicarse a cualquier área de la empresa, es por eso que a continuación, revisaremos algunos de los ámbitos de aplicación más recurrentes donde se realiza esta investigación.

  • Due diligence cultural: Se enfoca en la “Cultura Corporativa”, concepto que suele describir el cómo se vive en la empresa, la filosofía que la rodea desde el directorio hasta el último trabajador. Si bien no es un ámbito muy medible se puede analizar a través de entrevistas a los trabajadores, revisando protocolos, boletines y redes sociales corporativas, lo que permite ver qué es lo que está transmitiendo la empresa. 
  • Due diligence Fiscal: Estudia la viabilidad fiscal de la empresa en el futuro. Está completamente ligado al análisis de las declaraciones fiscales de la empresa y que éstas concuerden con la contabilidad presentada. 
  • Due diligence de Recursos humanos o laboral: Es la que vela por el componente “humano” de la empresa: las personas o, en este caso, empleados. Este tipo de análisis busca identificar los liderazgos dentro de la empresa que, en algunos casos, no son las jefaturas necesariamente. Este “capital humano decisivo”, como lo definen los expertos, son muy influyentes dentro de la cultura y la toma de decisiones de sus colegas dentro de una empresa. Los auditores a cargo de este análisis estudian las funciones de cada empleado y la importancia en el desarrollo y flujo interno. Suele hacerse al mismo tiempo que la legal, ya que se pueden ir revisando contratos y otros documentos de este carácter.
  • Due diligence legal: Tal como su nombre lo indica, aborda todos los aspectos legales de una empresa, desde los derechos de propiedad industrial e intelectual, hasta los contratos de trabajo de todos los empleados. Este tipo de auditoría puede revelar si existen datos falsos o engañosos relacionados con contratos u otros ámbitos legales.
  • Due diligence comercial: Este tipo de investigación estudia la viabilidad comercial de la empresa. Se enfoca en todos las etapas y actores involucrados en los procesos de la cadena de compra y distribución: producto, cliente, personal, producción, etc. Se evalúan los contratos que se negociaron tanto con proveedores como con clientes, para comprobar qué tan eficiente y eficaz es la cadena de entrega.
  • Due diligence medioambiental: La auditoría medioambiental evalúa si la empresa está cumpliendo con las normativas de protección del medioambiente nacionales e internacionales y analiza el impacto que ésta tiene en el entorno. Este tipo de gestión crece cada día más en el mundo debido a la concientización que están teniendo las empresas debido a la crisis medioambiental que estamos viviendo y donde las comunidades están cada vez más atentas al accionar de las empresas en este ámbito.
  • Due diligence tecnológica: Este análisis ha sido el que ha tenido un crecimiento más progresivo debido a que la mayoría de las empresas hoy administran y/o llevan sus procesos a través de Internet, tanto de manera interna con lo que sería la intranet, como con la externa, que serían la página web y las redes sociales, que hoy son las vitrinas de la empresa a la comunidad.

Existen un sinfín de Due diligence distintas como la financiera, la estratégica, la de fusión, la de entrada al mercado, de propiedad intelectual, entre otras. Lo importante es identificar cuáles son las áreas que requieren una mejoría o un análisis mayor en tu empresa y aplicar el análisis más óptimo, todo con el fin de mejorar los procesos y la gestión.

¿Cuáles crees que podría necesitar tu empresa?

Emilio Alfaro Gálvez

Profesional de las comunicaciones con 7 años de experiencia en el mundo del marketing digital, diseño y comunicaciones

Deja un comentario

Cerrar menú