Talento humano en una empresa

Me gusta hablar de Talento como el conjunto de habilidades y conocimientos que cada persona posee, ese conjunto de destrezas y formas de aplicar lo aprendido que la hace única e irrepetible.

Es interesante cambiar ciertos paradigmas al momento de incorporar personas a nuestra empresa, por ejemplo, cambiar la pregunta de ¿qué profesional necesito? por ¿qué tipo de persona requiere mi empresa? Al hacer este ejercicio te darás cuenta que una pregunta se refiere a un tema específico y concreto (conocimientos), mientras la segunda pregunta, involucra modos de ser, formas de actuar, valores ético morales y por supuesto conocimientos.

El mundo laboral cambia continuamente, y como no hacerlo, si está compuesto por seres humanos donde cada uno tiene curiosidades, habilidades, conocimientos y necesidades diversas. ¿Cómo no encontrar en este mar de talento a la persona que necesito en mi negocio?

Si tienes interés en hacer que tu empresa crezca, debes escoger bien a tu personal: Es importante que las personas que trabajen en tu negocio compartan los valores que posee tu empresa, pues de esa forma podrás alinear de mejor manera un tipo de comportamiento similar entre las personas que la integren. Recuerda que hay muchos negocios que se destacan por su calidad humana, sea en el rubro de los servicios como en el de la producción. ¿Tienes claridad del sello que quieres o que tiene tu empresa?

Puede parecer superficial, pero es de vital importancia que tengas conciencia de la respuesta que esperas de las preguntas antes mencionadas, pues es la esencia que te permitirá realizar una buena convocatoria de personas y una fácil y expedita entrevista.

La destreza que tengas para relacionarte en la entrevista de trabajo, te permitirá leer en las personas, algo más allá que el Curriculum que te presenten. Pon atención en lo que escuchas, en lo que ves, los gestos pueden revelar una historia que la persona entrevistada no quiera comentar. Hay que tener en cuenta que siempre las personas que asisten a la entrevista convocada, quedrán decir lo que creen que tú quieres escuchar, pero mediante tu escucha activa y atención consiente, podrás darte cuenta si están siendo consecuentes con lo presentado en su CV y su actuar.

                         Buenas prácticas para una entrevista de trabajo:

  • No te generes juicios de lo que ves, ni de lo que oyes, se lo más neutro o neutra posible, para que logres ver íntegramente a la persona que entrevistarás.
  • Se flexible en los modos de sacar información, piensa en las preguntas según lo que quieres que te respondan. Puedes ir modificando tu forma de preguntar según la persona que tienes en frente.
  • Confianza, es recomendable generar un ambiente de confianza, para que la persona entrevistada sea lo más sincera y espontánea posible.
  • Procurar mantener un diálogo fluido. Que se mantenga siempre contacto visual y estar atento a los detalles del comportamiento. La comunicación es primordial para conocer a un individuo y finalmente concluir si es el adecuado o no.

Finalmente, cuando ya tengas el o la persona indicada para el cargo que necesita tu negocio, ten un protocolo para dar la información oficial, tanto como para las personas que no quedaron en la empresa como un comunicado para confirmar a la que quedó.

Después recordarás que, teniendo estas consideraciones a la mano, optimizarás tiempo y harás sentir a los demás que participaron de un proceso sincero y ordenado.

Barbra Reyes

Diseñadora Industrial con más de 10 años de experiencia laboral, conocimientos en diseño, capacitación, intermediación de franquicia tributaria, extensión y desarrollo, gestión de personas, coordinación, fidelización de clientes y generación de proyectos y vínculos entre las empresas y las organizaciones sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú