Organizaciones Sociales

Fortalecimiento
Comunitario

Cierre Programa Crea y Valida

Volver a Noticias

14 de Diciembre, 2021

Este año Simón de Cirene participó en el Programa de Crea y Valida, por primera vez en alianza con Banco de Chile y Corfo, que otorga financiamiento, capacitaciones y mentorías, y en el que Simón de Cirene entregó mentorías a los emprendedores y emprendedoras.

Este proyecto tiene un fuerte foco en que los emprendimientos fueran liderados por mujeres, innovadores y que tuviesen un carácter tecnológico. Su objetivo principal es el apoyo a empresas o empresarios individuales en el desarrollo de nuevos o mejorados productos, procesos y/o servicios de base tecnológica, a partir de prototipos, hasta su validación técnica a escala industrial y/o comercial.

Bernardita Roa representante Banco de Chile comenta que: “Crea y Valida nos pareció super atingente porque este año para nosotros ha sido motivar el emprendimiento y a través del aporte de nuestros colaboradores y siendo voluntarios. Agradecemos la instancia de estar presentes apoyando a los emprendedores y motores del país”.

Fueron 29 empresas ganadoras, de las que 19 optaron por tomar la mentoría junto a Simón de Cirene, en las que predominaron los emprendimientos de Tecnología, Agricultura y Alimentación. De estos un 95% son liderados por al menos una mujer. También hubo emprendimientos del rubro de negocios, deporte y recreación, dispositivos médicos, innovación aplicada y biotecnología.

“Agradezco a las mujeres emprendedoras, porque estamos en una cancha que no es igual y tener esta oportunidad es única. Creo profundamente que estas instancias son necesarias para acortar la brecha de género”, manifestó Rocío Fonseca, Directora Ejecutiva de Innova Chile.

En Crea y Valida se desarrolló un trabajo con emprendimientos provenientes de las distintas regiones del país, de Antofagasta, de Tarapacá, de Valparaíso, Metropolitana, de Ñuble, de la Araucanía, de los Ríos y de los Lagos, lo que otorga diversidad y extensión a lo largo de Chile.

Fue un arduo trabajo de 4 meses que comenzó en junio, en que en 8 sesiones cada emprendedor y emprendedora fueron guiados y acompañados por un mentor experto y cercano de acuerdo a la necesidad de cada emprendimiento.

Cada proceso de mentoría consta de tres partes, un diagnóstico en que el emprendedor explica y presenta su emprendimiento y en base a este se realiza un plan de acción. Luego se realiza un seguimiento al plan de acción y finalmente la proyección y hoja de ruta para que el emprendedor siga construyendo y guiando su trabajo.

Los programas integrales, que incluyen financiamiento, cursos y mentorías; entregan todas las herramientas a los emprendedoras y emprendedores para que tengan un alto impacto.