Organizaciones Sociales

Fortalecimiento
Comunitario

Descubre cuáles son las ventajas de tener una cuenta corriente empresa

Volver a Blog

20 de Septiembre, 2021

Aún existe un alto porcentaje de empresas que utilizan cuentas personales para manejar sus transacciones comerciales. Según la Asociación de Emprendedores de Chile, actualmente existen 900 mil Pymes y solo 651.271 han formalizado la administración de sus ingresos a través de una cuenta corriente empresa.

Uno de los principales motivos de fracaso de las pymes es la falta de conocimiento y rigurosidad administrativa. El hecho de no poseer una cuenta corriente empresa dificulta la separación entre las finanzas del negocio de los ingresos y gastos personales, siendo uno de los factores que termina afectando directamente al flujo de caja de la empresa.

Una cuenta corriente empresa ofrece flexibilidad y eficiencia a la hora de efectuar compras, te ayuda a manejar de forma correcta las finanzas de tu empresa, además de ofrecerte un respaldo económico, que puede ser utilizado en caso de ser necesario.

Si tienes un negocio y continúas administrando los ingresos y egresos desde una o más cuentas personales, tener una cuenta corriente de empresa es una excelente alternativa, que no solo te ayudará a simplificar la administración general de tu negocio, sino que también te ayudará a facilitar el pago de los gastos de tu pyme, mejorando tu flujo de caja y permitiéndote construir un historial de crédito.

Estos son los beneficios al tener una cuenta corriente empresa.

1. Administrar las finanzas de tu negocio con herramientas de seguimiento precisas y fáciles de usar.
2. Separar los ingresos y gastos personales de los de tu negocio.
3. Mejorar tu flujo de caja ya que, si no cuentas con efectivo al momento de pagar una factura, puedes pagarla con la tarjeta de crédito de tu empresa.
4. Generar un historial de crédito y comportamientos de pago que te permitirán solicitar créditos más adelante a tu entidad bancaria
5. Obtener financiamiento sin cobro de intereses: Cuando tienes que cumplir con pagos, pero aún no recibes los ingresos por parte de tus clientes, puedes cubrir estos gastos a través del uso de la tarjeta crédito de tu empresa. Así evitarás adquirir deudas asociadas a intereses solicitando financiamiento externo para solucionar estas situaciones.

El periodo de facturación es el tiempo entre la fecha de facturación del mes pasado y la de este mes. Todas las transacciones que se hagan entre ese espacio de tiempo serán cobradas en la siguiente fecha de facturación. Una vez termina el periodo de facturación, te llegará el estado de cuenta con el detalle del total que debes pagar. Y tienes aproximadamente 10 días para hacerlo.

Pasado el periodo de estos 10 días, llega la fecha de vencimiento de facturación, que es el día límite estipulado en tu contrato de Tarjeta de Crédito, para pagar los saldos registrados en el estado de cuenta. De este modo, si utilizas los periodos de facturación de tu tarjeta de crédito correctamente, tienes aproximadamente entre 35 y 40 días (dependiendo las condiciones de tu banco) para realizar pagos con tu tarjeta de crédito sin acumular intereses. Por lo que ganas estos 35-40 días de tiempo de financiamiento gratuito.

La planificación, organización y correcta administración de tus finanzas te ayudarán a obtener financiamiento sin intereses al utilizar una cuenta corriente empresa y poder, de este modo, ganar tiempo y cubrir gastos imprevistos sin afectar tu flujo de caja. Separando tus gastos personales de los de tu empresa.

Recuerda siempre tener en mente que todos los movimientos que realices con tu cuenta corriente pueden beneficiar o perjudicar tu historial financiero como persona natural y a tu empresa.

Una gran ayuda para la gestión de tu negocio: Organízame